06 de desembre, 2010

una de bodes !!!!!!



  Boda de l'Herminia, la meva amiga des dels 14 anys.  També l'he casat a ella .

Boda de l'Otilia, m'encanta fer bodes, després de casar-me tres vegades, em dedico a casar jo.
Quan sigui + gran vull ser jutje de Pau.  

amigues de la feina

TAMARA, MON, ARACELI I JO MATEIXA DESPRÉS D'UNA TRUITA DE PATATES ENORME!!!!

02 de desembre, 2010

Pato o Aguila? Tu decides...



Rodrigo, un alto ejecutivo de Nueva York, estaba haciendo fila para poder ir al aeropuerto.


Cuando un taxista se acercó, lo primero que notó fue que el taxi estaba limpio y brillante. El chofer bien vestido con una camisa blanca, corbata negra y pantalones negros muy bien planchados, el taxista salió del coche, dio la vuelta y le abrió la puerta trasera del taxi. Le alcanzó un cartón plastificado y le dijo:


- Yo soy Willy, su chofer. Mientras pongo su maleta en el portaequipaje me gustaría que lea mi Misión.

Después de sentarse, Rodrigo leyó la tarjeta: Misión de Willy: “Hacer llegar a mis clientes a su destino final de la manera mas rápida, segura y económica posible brindándole un ambiente amigable”. Rodrigo quedo impactado. Especialmente cuando se dio cuenta que el interior del taxi estaba igual que el exterior, limpio sin una mancha!

Mientras se acomodaba detrás del volante Willy le dijo,


- ¿Le gustaría un café? Tengo unos termos con café y descafeinado.

Rodrigo bromeando le dijo:


- No, preferiría un refresco.

Willy sonrío y dijo:

- No hay problema tengo un nevera con refresco de Cola , Light, agua y zumo de naranja.

Casi tartamudeando Rodrigo le dijo:

- Tomaré la Cola.

Pasándole su bebida, Willy le dijo,


- Si desea usted algo para leer, tengo el new york times,Reforma, Esto, Novedades y Selecciones.

Al comenzar el viaje, Willy le pasó a Rodrigo otro cartón plastificado, “Estas son las estaciones de radio que tengo y la lista de canciones que tocan, si quiere escuchar la radio”.

Y como si esto no fuera demasiado, Willy le dijo que tenía el aire acondicionado prendido y preguntó si la temperatura estaba bien para él. Luego le avisó cual sería la mejor ruta a su destino a esta hora del día. También le hizo conocer que estaría contento de conversar con él o, si prefería lo dejaría solo en sus meditaciones.

- Dime Willy, -le preguntó asombrado Rodrigo- ¿siempre has atendido a tus clientes así?”

Willy sonrió a través del espejo retrovisor.

- No, no siempre. De hecho solamente los dos últimos dos años. Mis primeros cinco años conduciendo los gasté la mayor parte del tiempo quejándome igual que el resto de los taxistas. Un día escuché en la radio acerca del Dr. Dyer un “Gurú” del desarrollo personal. El acababa de escribir un libro llamado “Tú lo obtendrás cuando creas en ello”. Dyer decía que si tú te levantas en la mañana esperando tener un mal día, seguro que lo tendrás, muy rara vez no se te cumplirá. Él decía: Deja de quejarte. Sé diferente de tu competencia. No seas un pato. Sé un águila. Los patos sólo hacen ruido y se quejan, las águilas se elevan por encima del grupo”.

“Esto me llego aquí, en medio de los ojos”, dijo Willy. “Dyer estaba realmente hablando de mi. Yo estaba todo el tiempo haciendo ruido y quejándome, entonces decidí cambiar mi actitud y ser un águila. Mire alrededor a los otros taxis y sus chóferes… los taxis estaban sucios, los chóferes no eran amigables y los clientes no estaban contentos. Entonces decidí hacer algunos cambios. Uno cada vez. Cuando mis clientes respondieron bien, hice más cambios”.

- Se nota que los cambios te han servido -le dijo Rodrigo.


- Sí, seguro que sí -le dijo Willy. Mi primer año de águila dupliqué mis ingresos con respecto al año anterior. Este año posiblemente lo cuadruplique. Usted tuvo suerte de tomar mi taxi hoy. Usualmente ya no estoy en la parada de taxis. Mis clientes hacen reservación a través de mi celular o dejan mensajes en mi contestador. Si yo no puedo servirlos consigo un amigo taxista águila confiable para que haga el servicio”.

Willy era fenomenal. Estaba haciendo el servicio de una limusina en un taxi normal.

- Posiblemente haya contado esta historia a mas de cincuenta taxistas, y solamente dos tomaron la idea y la desarrollaron. Cuando voy a sus ciudades, los llamo a ellos. El resto de los taxistas hacen bulla como los patos y me cuentan todas las razones por las que no pueden hacer nada de lo que les sugería. Willy el taxista, tomó una diferente alternativa: Él decidió dejar de hacer ruido y quejarse como los patos y volar por encima del grupo como las águilas. Los Patos hacen bulla, Las águilas vuelan.

No importa si trabajas en una oficina, en mantenimiento, eres maestro, un servidor publico, político, ejecutivo, empleado o profesional, ¿cómo te comportas? ¿Te dedicas a hacer ruido y a quejarte? ¿Te estás elevando por encima de los otros?

Recuerda: ES TÚ DECISIÓN .... Los Patos hacen bulla, las águilas vuelan.

Autor Desconocido

26 d’octubre, 2010

Pobret blogg que abandonat et tinc

Aquest és el meu conill LLOTS, és diu així perquè te uns grans orellots. Viu al jardí de casa i es dedica a menjar-se tot el que verdeixa i està a la seva alçada. També escarba el terra i fa túnels millors i més profuns que els del AVE. Necessito escriure sobre coses petites i senzilles. Li agraeixo profundament a en llots que m'acompanyi en el meu cotidià diàri, que es mengi les males herbes i remogui la terra. També li agraeixo que em deixi sentir la suavitat de la seva pell.

18 de juliol, 2010

Torna l'hortet!!!!!!


Cultivar hortalizas, el nuevo rock and roll (la Vanguardia)

RAFA RAMOS (corresponsal a UK)

La tribuna sur de Viacarage Road, el campo de fútbol del Watford, da
sombra a centenares de pequeñas parcelas donde los habitantes de
esta ciudad dormitorio de la capital cultivan sus propias frutas y
hortalizas orgánicas. En tiempos de recesión –incluso algunos hablan
ya de depresión- se vuelven a poner de moda los placeres más
sencillos y baratos, y nada tan terrenal como la agricultura.

La muy inglesa tradición de que los urbanitas alquilen pequeños lotes
de tierra se remonta a la época victoriana, como una estrategia
paternalista de los aristócratas para mantener contentas y
entretenidas a las clases trabajadoras, y alejarlas de los excesos del
pub en la medida de lo posible. El propio término que se utiliza
–allotment- implica algo otorgado desde arriba como un favor o
beneficio de la magnánima autoridad.

"Los beneficios de cultivar aunque sólo sea un pequeño trozo de
tierra no son tan sólo nutritivos o económicos, sino también culturales
y psicológicos, una especie de alimento del alma de una manera
primitiva y peculiar, típicamente británica", dice Ben Macintyre. Está
demostrado históricamente que la demanda de este tipo de parcelas,
que lo mismo se encuentran entre bloques de apartamentos que al
lado de un aparcamiento o un campo de fútbol, aumenta en tiempos
de crisis. Durante la segunda guerra mundial, haciendo caso a la
recomendación de Winston Churchill de que el país tenía que ser lo
más autosuficiente posible para hacer frente a la amenaza nazi, el
número de lotes alcanzó el millón y medio.

Los rigores e incertidumbres de la recesión son poca cosa en
comparación con los de la guerra, pero han resucitado el entusiasmo
por el contacto íntimo con la tierra, el ritual de plantar las alcachofas y
regar los tomates, la rutina de pasar por el huertecillo una vez al día -
o a la semana- para arrancar las malas hierbas.

"Da una sensación de autonomía y libertad, de que en el peor de los casos uno puede
ingeniárselas para sobrevivir con sus propias frutas y verduras",
explica Anne Millar, que paga menos de un euro a la semana por uno
de los lotes de Vicarage Road, entre el estadio y el típico barrio inglés
de modestas casas adosadas.

El dinero que cuesta el alquiler de las parcelas es meramente
simbólico, lo difícil es conseguirlas, sobre cuando la demanda es
grande como ahora (hay más de cien mil personas en lista de espera).
El "National Trust" (una organización benéfica dedicada a la
preservación de los espacios naturales y edificios de interés, que es el
principal propietario privado de tierra en el Reino Unido), acaba de
anunciar la constitución de mil nuevos lotes repartidos en cuarenta
localidades Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte. Los interesados se
registran en una base de datos online que les informa cuáles son los
terrenos más próximos a su lugar de residencia.

El millón y medio de parcelas que había después de la segunda guerra
mundial fue disminuyendo durante las décadas siguientes de la mano
del bienestar y la prosperidad, hasta quedar reducidas a las actuales
trescientas mil. A finales de los noventa, cuando cultivar las propias
verduras era visto como una excentricidad en pleno boom de los
alimentos exóticos procedentes de cualquier lugar del mundo,
doscientos mil lotes vacantes por los que nadie se interesaba ni
aunque fuesen gratis fueron vendidos por los ayuntamientos, los
Ferrocarriles Nacionales (British Rail) y la Iglesia de Inglaterra para la
construcción de pisos subvencionados.

"Los hábitos e intereses de la gente están cambiando con la recesión
–señala Fiona Reynolds, del "National Trust"-, la crisis del materialismo
se traduce en un apego por la familia, la tierra y el cultivo de los
propios alimentos, y no sólo para ahorrar dinero". Además de la
creación de nuevas parcelas, la organización ha lanzado una campaña
a fin de reclutar un "ejército de voluntarios" que ayuden al
mantenimiento de sus jardines, visitados por catorce millones de
personas al año.

Los allotments o parcelas están vallados, se miden en rods (una
medida antigua que equivale a unos cinco metros y medio), y es
común que tengan una caseta construida de macera barata en la que
guardar el pico, la pala, las tijeras de podar, las semillas y los abonos.

Aunque se trata de una institución muy vinculada al clasismo típico de
la sociedad británica -los pequeños lotes del populacho lindando con la
fabulosa finca del Señor local-, existen conceptos parecidos en Francia
(los jardins familiaux), Dinamarca (kolonihave) o Alemania
(schrebergarten). Albert Einstein alquiló a principios de los años veinte
un jardincillo en Berlín-Spandau al que se refería como su "castillo",
pero pronto se cansó y se dedicó a los números en vez de las
lechugas.

Cultivar la tierra, aunque sea como hobby y de manera simbólica, se
ha vuelto cool, un grito de individualismo en la vorágine de una crisis
financiera que nadie parece capaz de controlar, ni los banqueros ni los
políticos. "Es la expresión de valores más simples y puros –dice
Matthew Wilson, que se dedica a la planificación de jardines-, del
placer de regar el huerto en vez de salir a cenar a un restaurante de
lujo. Es el nuevo rock and roll".

10 de juny, 2010

Ghislaine Lactot


Para Ghislaine Lanctôt, los actores de su libro La Mafia Médica son los siguientes:

- El paciente.

Es el explotado por excelencia. Cuanto más enfermo esté mayores beneficios para la industria farmacéutica. En consecuencia, hay que mantenerlo enfermo y medicado.

- El médico.

Es el vendedor inconsciente de los productos de la industria así como su instrumento de promoción. Las autoridades le forman de tal manera que estará al servicio de sus fines al pie de la letra, sin cuestionar jamás la sacrosanta verdad que se le inculca como doctrina. Según los casos, también se le puede sobornar con privilegios económicos, jerárquicos o ambos. En cuanto al terapeuta, simplemente es declarado ilegal y se le elimina, o bien se le integra y se le controla.

- Los hospitales, clínicas, laboratorios y farmacias.

Son los distribuidores del fabricante, sus cómplices. Para eso se les paga bien. La recompensa por su buena disposición suele ser de orden crematístico.

- La industria.

Es el explotador. El Padrino del sistema sanitario, el Gran Dictador y beneficiario de la enfermedad. Su inmenso poder oculto hace que se le sometan todos los niveles de "autoridades", ya sean del gobierno, médicas o mediáticas. Después de todo, es la industria la que concede el acceso al poder y la notoriedad. Lo que se pide, en contrapartida, es que nadie muerda la mano que le da de comer. Su lema es "Cuantos más pacientes enfermos, con mayor frecuencia y durante más tiempo, más rentabilidad". Todo vale para conseguirlo.

- Las autoridades.

Son el usurpador. Han creado las instituciones y las leyes para apropiarse y desposeer al paciente de sus legítimos derechos sobre su salud. Para no despertar sospechas las autoridades se ocultan tras un biombo: el Gobierno. Las instituciones y los seguros se sitúan bajo su control directo o indirecto. Lo elegimos y financiamos nosotros pero nos traiciona vendiéndonos a la industria. En realidad, el gobierno y sus organismos ("las autoridades") son generalmente asalariados de la industria.

-La mafia de las mafias.

El poder establecido no es sólo nacional. Por encima del sistema sanitario de cada país hay un sistema sanitario mundial, la Organización Mundial de la Salud (OMS), que dicta la política sanitaria global a seguir por todos los gobiernos del planeta.

La mafia médica


Entrevista realizada a Ghislaine Lactot, ex médica y autora del libro "La mafia médica", en el que cuestiona el sistema médico actual.

Nací en Montreal (Canadá). Fui médico y hoy soy Ghislaine Lactot médico del alma. Me he divorciado dos veces y tengo cuatro hijos (de 37 a 28 años) y cuatro nietos. ¿Política? ¡Soberanía individual! Cree en ti: eres divino y lo has olvidado. La medicina actual fomenta la enfermedad, no la salud: lo denuncio en mi libro “La
mafia médica”.

Estoy griposo, ¿qué me receta?
–Nada.

¿Ni un poquito de Frenadol?
-¿Para qué? ¿Para tapar síntomas? No. ¡Atienda a sus síntomas, escúchese! Y su alma le dará la receta.

Pero, ¿me meto en la cama o no?
–Pregúnteselo usted mismo, y haga lo que crea que le conviene más. ¡Crea en usted!

¡A los virus les da igual lo que yo crea!
–Ah, ya veo: elige usted el papel de víctima. Su actitud es: “He pillado una gripe. Soy víctima de un virus. ¡Necesito medicinas!”. Pues sí, como todos...
–Pues allá usted... Mi actitud sería: “Me he regalado una gripe. ¡Soy la única responsable! Debo cuidarme un poco”. Y me metería en cama, reposaría, me relajaría, meditaría en cómo me he maltratado últimamente.. .

¿Se ha “regalado” una gripe, dice?
–¡Sí! Tu enfermedad viene de ti, no viene de fuera. La enfermedad es un regalo que tú te haces para encontrarte contigo mismo.

Pero nadie desea una enfermedad.. .
–Tu enfermedad refleja una desarmonía interior, en tu alma. Tu enfermedad es tu aliada, te señala que mires en tu alma, a ver qué te sucede. ¡Dale las gracias: te brinda la ocasión de hacer las paces contigo mismo!

Quizá sea más práctica una pastillita.. .
–¿Hacer la guerra a la enfermedad? Eso propone la medicina actual, y las guerras matan, traen siempre muertes.

No me dirá ahora que la medicina mata...
–¡Un tercio de las personas hospitalizadas lo son por efectos medicamentosos! En Estados Unidos, 700.000 personas mueren al año a causa de efectos secundarios de medicamentos y de tratamientos hospitalarios.

Morirían igual sin medicamentos, oiga.
–No. No si cambiamos el enfoque: la medicina actual ha olvidado la salud, ¡es una medicina de enfermedad y de muerte! No es una medicina de salud y de vida.

¿Medicina de enfermedad? Acláremelo...
–En la antigua China , un acupuntor era despedido si su paciente enfermaba. O sea, ¡el médico cuidaba de la salud! ¿Ve? Toda nuestra medicina es, pues, el fracaso total.

Prefiere medicinas alternativas, pues...
–Respetan más el organismo que la medicina industrial, desde luego: homeopatía (¡será la medicina del siglo XXI!)acupuntura, fitoterapia, reflexoterapia, masoterapia. ..la practica del yoga..la meditacion .. Son más baratas...
y menos peligrosas.

Pero no te salvan de un cáncer.
–¡Dígale eso a la medicina convencional! ¿Te salva ella de un cáncer?

Puede hacerlo, sí.
–Lo que hará seguro es envenenarte con cócteles químicos, quemarte con radiaciones, mutilarte con extirpaciones. ..
¡Y, encima, cada día aparecen más cánceres! ¿Por qué? Porque la gente vive olvidando su alma (que es divina): la paz de tu alma será tu salud, porque tu cuerpo es el reflejo material de tu alma. Si te reencuentras con tu alma, si la pacificas... , ¡no habrá cáncer!

Palabras bonitas, pero si un hijo suyo tuviese un cáncer, ¿qué haría usted?
–Alimentaría su fe en sí mismo: eso fortalece el sistema inmunitario, lo que aleja al cáncer. ¡El miedo es el peor enemigo! El miedo mina tus autodefensas. ¡Nada de miedo, nada de sumisión al cáncer! Tranquilidad, convicción, delicadeza, terapias suaves...

Perdone, pero lo más sensato es acudir a un oncólogo, a un médico especialista.
–La medicina convencional debiera ser sólo un último recurso, y muy extremo... Y si tu alma está en paz, eso jamás te hará falta.

Bien, pues tengamos el alma pacificada.. . pero, por si acaso, pongámonos vacunas.
–¡No! Las fabrican con células ováricas de hámster cancerizadas para multiplicarlas y cultivarlas en un suero de ternera estabilizado con aluminio (eso la de la hepatitis B , con su virus): ¿inyectaría usted eso a sus hijos?

Les he hecho inyectar ya varias...
–Y yo a los míos: fui médico, y por entonces no sabía aún todo lo que hoy sé... ¡Pero hoy mis hijos no vacunan ya a sus hijos!

Yo creo que seguiré vacunándolos. ..
–¿Por qué? La medicina actual mata moscas a martillazos: no siempre muere la mosca, pero siempre rompe la mesa de cristal. Son tantos los dañinos efectos secundarios. ..

¿Por qué abominó usted de la medicina?
–Yo me hice médico para ayudar. Me dediqué a la flebología, a las varices. Llegué a tener varias clínicas. Pero fui dándome cuenta del poder mafioso de la industria médica, que atenta contra nuestra salud, ¡que vive a costa de que estemos enfermos! Lo denuncié... y me echaron del Colegio de Médicos.

O sea, ya no puede usted recetar...

17 de març, 2010

antic conte xinés



Una gran muntanya cobria amb la seva ombra un petit llogaret.

Per falta de raigs solars els nens creixen raquítics, perquè, a més, les plantes amb tan poca llum també donaven fruis escanyolits.

Un bon dia els llogarrencs veuen al més ancià d'ells dirigir-se cap als límits del poble, portant una cullera a les mans.

–On vas? –li pregunten.
–Vaig a la muntanya.
–Perquè?
–Per desplaçar-la.
–Amb què?
–Amb aquesta cullera.
–Estàs boig! No podràs mai!
–No estic boig: sé que mai no podré, però algú ha de començar.

«No puc canviar el món, però sí puc començar a fer-ho».

21 de febrer, 2010

Palabras de Santiago Gamboa




Las mujeres de mi generación son las mejores. Y punto. Hoy tienen cuarenta y pico, incluso cincuenta y pico, algunas más... y son bellas, muy bellas, pero también serenas, comprensivas, sensatas, y sobre todo, endiabladamente seductoras, esto a pesar de sus incipientes patas de gallo o de esa afectuosa celulitis que capitanea sus muslos, pero que las hace tan humanas, tan reales. Hermosamente reales.

Casi todas, hoy, están casadas o divorciadas, o divorciadas y vueltas a casar, con la idea de no equivocarse en el segundo intento, que a veces es un modo de acercarse al tercero, y al cuarto intento, Qué importa...

Otras, aunque pocas, mantienen una pertinaz soltería y la protegen como ciudad sitiada que, de cualquier modo, cada tanto abre sus puertas a algún visitante.
Nacidas bajo la era de Acuario, con el influjo de la música de Los Beatles, de Bob Dylan... Herederas de la "revolución sexual" de la década de los 60 y de las corrientes feministas, otras con resabios de esas épocas... que, sin embargo recibieron pasadas por varios filtros, ellas supieron combinar la libertad con coquetería, emancipación con pasión, reivindicación con seducción.
Jamás vieron en el hombre un enemigo a pesar que le cantaron unas cuantas verdades!, pues comprendieron que emanciparse era algo más que poner al hombre a trapear el baño o a cambiar el rollo de papel higiénico cuando éste, trágicamente, se acaba, y decidieron pactar para vivir en pareja.

Son maravillosas y tienen estilo, aún cuando nos hacen sufrir, cuando nos engañan o nos dejan. Usaron faldas hindúes a los 18 años, se cubrieron con suéter de lana y perdieron su parecido con María, la virgen, en una noche loca de viernes o sábado después de bailar.

Hablaron con pasión de política y quisieron cambiar el mundo. Aquí hay algunas razones de por qué una mujer de más de 40 nunca te va a despertar en la mitad de la noche para preguntarte..."Qué estás pensando?" No le interesa lo que estás pensando!!!

Si una mujer de más de 40 no quiere mirar un partido de fútbol, ella no da vueltas alrededor tuyo. Se pone a hacer algo que ella quiere hacer y generalmente es algo mucho más interesante. Una mujer de más de 40, se conoce lo suficiente como para estar segura de sí misma, de lo que quiere, y de con quién lo quiere.

Son muy pocas las mujeres de más de 40 a las que les importa lo que tú pienses de lo que ella hace. Una mujer de más de 40, tiene cubierta su cuota de relaciones "importantes" y "compromisos". Lo último que quiere en su vida es otro amante posesivo.

Las mujeres de más de 40 son generalmente generosas en alabanzas. Ellas saben lo que es no ser apreciadas lo suficiente. Tienen suficiente seguridad en sí mismas como para presentarte a sus amigas. Solo una mujer más joven e inmadura puede llegar a ignorar a su mejor amiga.

Las mujeres se vuelven psíquicas a medida que pasa el tiempo. No necesitas confesar tus pecados, ellas siempre lo saben. Son honestas y directas. Te dicen directamente que eres un imbécil si es lo que sienten sobre ti. Tenemos muchas cosas buenas que decir de las mujeres de más de 40 y por múltiples razones.

Lamentablemente no es recíproco. Por cada impactante mujer de más de 40, 50 inteligente, divertida y sexy hay un hombre con casi o más de 50... pelado, gordo, barrigón y con pantalones arrugados haciéndose el gracioso con una chica de 20 años.
¡¡Señoras... les pido perdón por ello...!!!

20 de febrer, 2010

CATALÀ


És el català una llengua minoritària?

Primerament, el català és una llengua viva en un àmbit demogràfic de més de 13 milions d’habitants, distribuïts en un territori que comprèn la Catalunya sota administració de la Generalitat, la Franja de Ponent, la Catalunya del Nord, les Illes Balears, el País Valencià, Andorra i l’Alguer.

Actualment, és llengua oficial a Andorra (on és l’única llengua oficial), a la Catalunya sota administració de la Generalitat, al País Valencià i a les Illes Balears. A l’Alguer té reconeixement regional, a la Franja de Ponent properament n’està previst el reconeixement oficial i a la Catalunya del Nord té reconeguda l’oficialitat en algunes institucions. Segons dades oficials del 2003 i el 2004 (Generalitat de Catalunya) el nombre de parlants del català és de 9.118.882.

Així, el català és una llengua amb més parlants que el danès, el finès, el noruec, l’estonià, el lituà, el letó, l’islandès, l’eslovè, l’eslovac i moltes d’altres llengües d’Europa. És la 9a llengua pròpia de la Unió Europea en territori on és oficial, més parlada que moltes de les llengües oficials en aquest estament.

De les 6.000 llengües que es parlen al món, el català ocupa aproximadament el lloc 70è. Segons dades del 2005 (Softcatalà), a Internet el català és la 19a llengua més important en pàgines web per habitant, per sobre de l’espanyol, el portuguès, el rus, el xinès, l’àrab, el turc, el grec o el romanès, i la 26a en nombre absolut de pàgines web.

Així doncs, totes aquestes xifres ens mostren que el català no és pas una llengua recòndita, sinó d’una gran vitalitat i amb una població més que considerable dins el context internacional, i amb una gran importància i potencial comercial.


[Extret de "La llengua en l'etiquetatge de les grans marques", Plataforma per la Llengua, 2009.]


El català i les 23 llengües oficials de la Unió Europea segons els territoris on són oficials

Llengua / Població total

Alemany / 91.090.016
Francès / 68.335.421
Anglès / 65.167.462
Italià / 59.131.287
Espanyol / 44.474.631
Polonès / 38.125.479
Neerlandès / 23.506.647
Romanès / 21.565.199
Català / 13.716.059
Grec / 11.950.424
Portuguès / 10.599.095
Txec / 10.287.189
Hongarès / 10.066.158
Suec / 9.404.028
Búlgar / 7.679.920
Gaèlic irlandès /6.056.234
Danès / 5.447.084
Eslovac / 5.393.637
Finès / 5.276.955
Lituà / 3.384.879
Letó / 2.281.305
Eslovè / 2.010.377
Estonià / 1.342.409
Maltès / 407.810

[Extret de “El català, llengua d’Europa”, Generalitat de Catalunya (2007), a partir de dades oficials.]

17 de gener, 2010

Entrevista a Teresa Forcades



Teresa Forcades es monja benedictina del Monasterio de Sant Benet, médica, teóloga y doctora en salud pública y medicina. Estudia y trabaja en la Humboldt Universität en Berlín y es autora de 'La Trinitat, avui' (PAMSA, 2005), ' Els crims de les grans companyies farmacèutiques’ (Cristianisme i Justícia, 2006), 'La Teología feminista en la historia' (Fragmenta, 2007) y del vídeo ‘Campanas por la Gripe A’.

Tu vídeo ‘Campanas por la Gripe A’ ha tenido mucho eco. ¿Qué objetivos tenías al hacerlo?

Como ya he explicado alguna otra vez hacer el vídeo no fue idea mía. Fue fruto de la casualidad. Cuando lo grabamos con Judit Abadias y Alícia Ninou no pensaba que tendría este impacto, pero sí que pensaba que tenía alguna cosa que explicar y que valía la pena que tuviera impacto. Lo que expongo en el vídeo es fruto de dos meses de investigación sobre el tema, que empecé a hacer porque unas personas me preguntaron qué pensaba y que sinteticé en un documento de cuatro páginas.

¿Cómo analizas las políticas de los gobiernos de la Unión Europea sobre la gripe A?

Estamos en un contexto donde se toman decisiones a niveles cada vez más alejados de la ciudadanía. Con el Tratado de Lisboa eso irá a más. Es un proceso que va más rápido que la conciencia que tenemos del mismo. En el caso de la gripe A, ha habido unos consensos extraños y una falta de debate en el terreno político, que sólo se ha roto un poco cuando salió la ministra polaca cuestionando estas políticas.

En países como Alemania o Estados Unidos ha habido, sin embargo, más debate y publicaciones como Die Spiegel o The Atlantic han sacado artículos de investigación críticos y personajes representativos también han emitido opiniones críticas. En Cataluña y en el Estado español eso no ha pasado. El único que desde el principio tuvo voz propia fue el presidente del colegio español de médicos, aunque seguramente no estaríamos de acuerdo con muchas cosas. El Comité de Bioètica de Cataluña ha tardado mucho a sacar un documento y al final ha publicado un texto muy descafeinado, y parece que su principal objetivo es no interferir en campañas gubernamentales.

¿El diseño de las políticas sanitarias obedece a los intereses de la industria farmacéutica?

La industria farmacéutica es una de las más poderosas. En el ranking de las empresas que mueven más capital encontramos varias farmacéuticas. Éstas tienen muchos mecanismos para influir en las políticas. Por ejemplo, haciendo prácticas de lobby y de presión, ya sea por la vía positiva de persuadir a los políticos, ya sea por la vía del chantaje que se puede hacer a muchos niveles.

Un informe de la cámara de los comunes del Parlamento británico, que estudió durante dos años la influencia de las farmacéuticas, llegó a la conclusión que ésta era indebida y que se llevaba a cabo a través de promociones directas, indirectas, regalos a médicos, publicidad de medicamentos, etc. Un tema muy importante es quien financia las revistas médicas. Una de las recomendaciones de este informe fue que se favoreciera la transparencia, que se hiciera público lo qué recibe un determinado médico por parte de una industria. Ahora esta política de transparencia no existe.

Cuál es el impacto de la privatización de la sanidad y de la enseñanza en esta dinámica?

El proceso de privatización de la enseñanza y de la sanidad ha ido avanzando. En el Clínic, donde estudié, cada departamento es responsable de su financiación y prima, a nivel económico, el criterio de productividad y efectividad. Esta realidad, a partir del plan Bolonia, dará un salto y se infiltrará en la facultad de medicina. Los pactos entre empresa y centros educativos supeditan las líneas de investigación al interés económico.

Hay un intento de desprestigio de la sanidad pública y de la financiación pública de la investigación. Hasta ahora estaba claro que no se podía mercantilizar la sanidad o la educación. Ahora en cambio se intenta que nos parezca normal hacerlo. Todavía hay, pero, gran resistencia y me parece fundamental que esta resistencia continúe aumentando.

Frente esta situación, ¿qué podemos hacer?

El primer paso es la toma conciencia. Hay que divulgar la información. Hace falta que la información sea pública. Impulsar la transparencia es la primera tarea que veo. Actúas diferente si sabes que la Agencia Europea de los Medicamentos, en tres tercios, está financiada por la industria farmacéutica. El grupo de expertos de la gripe, que al principio se presentaba como independiente, está en su totalidad financiado por las farmacéuticas.

A nivel de estrategia desde abajo es muy importante difundir la idea de que no estamos delante de una cosa tan bien hecha y trabada como parece, que lo controla absolutamente todo y que no cabe la posibilidad de respuesta. Tiene los pies absolutamente de barro. Ésta es mi percepción. La fragilidad del sistema es muy grande, se sustenta en la inconsciencia, no moral, sino de falta de información. Tú te tragas uno cosa cuando en realidad la verdad es otra. Hay que evitar el discurso de que todo está mal y resignarse. Éste es un discurso que paraliza.

A veces parece que pensamos que lo normal ante la vida es que todo vaya bien y que cuando una cosa va mal, entonces, es cuando tenemos que luchar. La realidad, sin embargo, es que la vida es una lucha. La libertad te la tienes que ganar cada día. Sant Benito dice que cada día es como una Cuaresma. Sales a la lucha cada día. Lo normal no es que todo vaya bien, lo normal es que me tenga que ganar mi espacio de libertad diario. Esto es una carrera de fondo, una lucha a largo plazo.

Fuente: http://esthervivas.wordpress.com